Ryan Adams publica "Wednesdays", su nuevo disco, a través de las plataformas de streaming y por sorpresa.



Hace unas 32 horas parecía que algo se movía alrededor de Ryan Adams. Una portada con el título "Wednesdays" aparecía en su Instagram seguido de un fragmento de una canción. Informaciones en internet decían que "Wednesdays" era un disco del que ya había hablado en el pasado pero que no había publicado todavía. La fecha del 19 de marzo de 2021 se barajaba como fecha posible de su lanzamiento y se anunciaba un pack junto a un EP de siete pulgadas titulado "It's not that Kind of Night"


Todo indicaba que Adams ponía en marcha la maquinaria y que volvía al trabajo después de su retirada tras el escándalo provocado por múltiples denuncias y acusaciones de mujeres que lo describían como un controlador y como alguien que se aprovechaba de su posición en la industria para presionar, chantajear, hacer y deshacer carreras. Lo cierto es que no hubo denuncias legales y que el pasado verano Adams pidió perdón por su comportamiento en las redes. Pese a todo, el juicio público ya estaba en marcha y las opiniones al respecto, enfocadas desde diferentes ángulos, se situaban tanto a favor como en contra del cantautor de Carolina del Norte. 




"Wednesdays" es el decimoséptimo disco de su carrera y supone una vuelta al Adams castigado y torturado emocionalmente que arrojó sus mejores obras en el pasado y un universo al que, por una razón o por otra, hacía tiempo que no volvía. Las once canciones que componen su nuevo lanzamiento suponen una vuelta a la abstracta angustia y al vacío producido por una pérdida amorosa, uno de los temas favoritos del miembro original de Whiskeytown


De marcado carácter acústico, "Wednesdays" esconde ecos de su debut en solitario, "Heartbreaker", así como reproduce momentos oscuros de "Love Is Hell" que en cierto modo se han venido repetido a lo largo de toda su discografía. Incluidos discos considerados menores como "Demolition" o "Ashes & Fire". Apunta a una de sus mejores obras desde "Easy Tiger" (2007) pero es cierto que parece un disco seco, introspectivo, oscuro y completamente alejado del brillo pop que, en cierto modo, suposo uno de los mayores activos de su música. 


Destacar que, una vez más, los destinos de Ryan Adams y Taylor Swift vuelven a cruzarse. En 2015 Ryan Adams publicó "1989", un disco que cogía, tema por tema, la obra de Taylor Swift con el mismo título y lo llevaba al terreno del de Jacksonville. Hace apenas 24 horas, Swift se marcaba un Adams anunciando un nuevo disco que sería publicado a media noche apenas 5 meses después del lanzamiento de su aclamado disco previo, "Folklore". La estrella del pop estadounidense anunciaba 15 canciones que recogían colaboraciones de HAIM, The National y Bon Iver. Pues bien, "evermore" no ha sido el único disco que aparecía por sorpresa en las plataformas de streaming ya que también lo ha hecho "Wednesdays", de Ryan Adams. La vuelta a la escena del díscolo artista tras tres años alejado de los focos.  





Los comentarios vuelven a estar activos tras el cambio de maquetación. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares