sábado, 12 de noviembre de 2016

FETITXE + WARG + INSANIAM. Final Villa de Bilbao Metal 2016. 2016-XI-11.


Culmina la 28 edición del Villa metálico y lo hace sin sorpresas. Insaniam, quinteto blackmetalero llegado de Albacete, se hace con el primero premio, Fetitxe con el segundo y Warg con el tercero.

Hay ocasiones en las que los guiones se cumplen. Momentos en los que todos sabemos que la película va a acabar de una forma concreta y en la que solo necesitamos ver qué caminos utilizarán los guionistas para llegar a un desenlace que todo el mundo espera. Pero pese a conocer ese final, pese a haberlo masticado en más de una ocasión, la ilusión nos guía por la historia y nos hace querer seguir viendo pese a que la conclusión es palmaria.

Esa fue la experiencia del viernes en Bilborock. Fetitxe, Warg e Insaniam, en ese orden, fueron apareciendo por las tablas del antiguo templo religioso para terminar cumpliendo un guión predefinido. Sin embargo, el ambiente estaba cargado de ilusión y buenas sensaciones y el público pudo ser partícipe de una gran noche de música en directo. Al final, como todo indicaba, Insaniam se hicieron con el primero puesto pese a los problemas técnicos que sabotearon los primeros temas de su concierto final. Fetitxe disputaron el primer puesto con arrojo y culminaron con la segunda posición la primera etapa de un viaje que comenzó hace pocos años en torno a un local de ensayo. Warg volvieron a dejarse la piel despreocupadamente para quedar donde ya estaban antes de la gran final.




Fetitxe, enchufados de cara a 2017
El cuarteto stoner de Arrigorriaga repitió, en líneas generales, el concierto de la ronda clasificatoria. Los nervios de ser los primeros el día de la final quedaron atrás tras los acordes iniciales de su primer tema. El resto siguió lo establecido en la ronda semifinal.

Resulta emocionante ver como Fetitxe defiende su propuesta sobre las tablas. Conscientes de sus limitaciones y de que llevan poco tiempo dándole al rock n' roll, la optimización que hacen de sus recursos es encomiable. Es esa maximización la que los lleva a volar muy  por encima de lo que a día de hoy son como banda. Es un caso curioso. Tienen un primer disco que no parece un primer disco en muchos momentos por cuestiones de madurez y contundencia. Son una banda con una veintena de conciertos con una inteligencia y un talento especial para enfocar sus bondades y ocultar sus carencias. Lo que los lleva a alcanzar un estadio interesante y emocionante. Y eso que los de Arrigo ni siquiera han tocado su mejor tema en este Villa metálico de 2016.

Probablemente su inteligencia es su mayor valor. Pero también su buen gusto por los riffs monolíticos, por una madurez compositiva que no tiene miedo a la exploración o por la energía positiva que desprenden con cada guitarrazo y cada golpe de baquetas. Y Ekain, ese gran Ekain, activo principal de la banda en directo junto con la rocosa garganta de Aitz.

Les queda un bonito 2017 por delante. Un año cargado de oportunidades y experiencias por el que matarían muchas bandas. De entrada, el segundo premio de ayer en Bilborock. El reconocimiento a un corto pero intenso momento. Espaldarazo a una ética de trabajo envidiable. Nada más empezar 2017 vivirán un momento intenso del que, de momento, no podemos informar. Y ya entrado 2017 les espera el Azkena Rock Festival y, de nuevo, Bilborock en Aste Nagusia. Seguro que todos y cada uno de esos momentos, más todos los conciertos que encuentren, serán tan especiales como su paso por el Villa de Bilbao metálico.





Warg, entrega sin pedir nada a cambio
Dentro de un guión preestablecido que ya otorgaba una victoria clara a Insaniam y pocas o ninguna opción de nada a Warg, el quinteto de thrash metal de Zaragoza no escatimó en energía. Probablemente mejorase su actuación clasificatoria pero tampoco sirvió para superar un tercer puesto que ya parecía un premio excesivo para los aragoneses.

Este Villa metálico de 2016 ha pasado por ser uno de los más escasos de los últimos lustros. Solo así se explica la incursión en la final de Warg y, tratando de recordar escenarios similares, incluso Fetitxe no hubiese estado en ninguna de las diez finales anteriores, por ejemplo. No obstante, Fetitxe ha sido capaz de darle la vuelta a la situación y resultar convincente. Algo que Warg no ha conseguido en ningún momento.

Su concierto clasificatorio resultó desequilibrado. No encontraron el punto adecuado entre su cómica sobreactuación y unas composiciones que no llegaban a ningún sitio sobre el escenario de La Merced. La final no hizo más que ahondar en la misma problemática. Tercer puesto justo aunque hubiese otras formaciones fuera de la final que lo hubiesen merecido tanto o más.



Insaniam, a la altura de las circunstancias
Rodados, los cinco monstruos de frenopático albaceteños cumplieron con el guión escrito. Este exigía un ganador claro a la altura de las circunstancias e Insaniam no falló. Y eso que tuvieron problemas de técnicos durante los primeros temas y les costó asentarse más de lo deseado. Pero el suyo era un nivel superior, acorde con lo que pide un momento como una final de un Villa de Bilbao.

Tras más de dos lustros asistiendo a todos y cada uno de los conciertos del Villa metálico, cabe destacar que Insaniam pasa a ser la mejor banda de black metal que ha desfilado por la historia del certamen bilbaíno. Además, pasa a colocarse en un top cinco histórico del metal extremo que se ha dado cita a la orilla del Ibaizabal. Nivel apabullante en directo, capacidad de defender un disco notable, conocimiento del medio del directo y una puesta en escena acorde con la brutalidad ofrecida.

Es Insaniam una banda ganadora digna para este Villa metálico. Una formación con puesto en cualquiera de las finales de ediciones anteriores. Un grupo que engrandece un concurso que sigue, de momento sin fallo, escribiendo una singladura necesaria en nuestra escena. A la vez, un certamen que tiene que analizar el escenario al que se enfrenta y tratar de introducir novedades y mecanismos que doten al jurado de mayor seguridad a la hora de elegir a las bandas merecedoras de participar en las rondas clasificatorias en directo.

Foto en familia, Insaniam merecedores ganadores, Fetitxe grandes competidores y Warg entregados. Alegría generalizada por el trabajo bien hecho. Ya queda menos para la siguiente edición.

Texto: Izkander FERNANDEZ
Fotos: Ixai BARRENETXEA
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario