sábado, 27 de septiembre de 2014

Feos, fuertes y vestidos como furcias... Twisted Fuckin' Sister!!!



 Under The Blade (1982)


Aunque la historia de Twisted Sister se remonta a principios de los 70 cuando Jay Jay French reune una banda siguiendo la estela de New York Dolls que empieza a ser una sensación local de NYC cuando Dee Snider entra como vocalista y le da una orientación más hard rockera al glam de alcantarilla del grupo, no es hasta 1982 con una formación por fin asentada (en la que se incluye el ex-Dictators Mark 'Animal' Mendoza) cuando logran grabar su primer disco. Para ello tienen que irse a Londres donde la nueva ola metalera está en plena ebullición y hacen buenas migas con grupos como Motörhead (Lemmy es de los pocos que parecen pillarle la gracia a su propuesta) y logran que Pete Way de UFO les produzca su primer disco en sello independiente, Under The Blade. Way es un productor inexperto y el sonido deja algo que desear, pero al menos traslada la suciedad y la fiereza de una banda que ya plasma un repertorio lleno de grandes temas. Los Sister se consolidan como la hermana fea y monstruosa del glam y futura mutación esperpentica del hair metal a nivel de imagen, pero toda esa imagen no debería ocultar el calibre de su propuesta musical. Desde el incendiario inicio de What You Don't Know (Sure Can Hurt You), pasando por la opresiva Destroyer, el contagioso rock and roll de Shoot'Em Down, el metal de Under The Blade o la más glammie Bad Boys (of Rock And Roll) el debut de Twisted Sister es un perfecto muestrario de una banda que ya era una máquina perfectamente engrasada sobre el escenario, tal y como se puede verse en su actuación de la época para el programa de TV The Tube.





You Can't Stop Rock And Roll (1983)


Under The Blade se convierte en un disco de culto y hace el suficiente ruido para fichar por una major para su siguiente disco, You Can't Stop Rock And Roll, una continuación de lo visto algo menos 'sucia' en el sonido pero que por otro lado no consigue capturar la fuerza y la excitación de la banda sobre el escenario. Así por ejemplo la increíble The Kids Are Back que es un cañonazo en vivo aquí parece algo falta de revoluciones, aunque sigue siendo un temazo que queda para los anales laqueros. Aquí empiezan a perfilar canciones con potencial comercial como I Am (I'm Me) e himnos como You Can't Stop Rock And Roll para el que hacen de forma bastante amateur un cachondo vídeo que anticipa lo que poco después servirían en bandeja para la MTV en Stay Hungry. Por supuesto siguen ofreciendo un repertorio con generosas dosis de hard rock (Like A Knife In The Back y We're Gonna Make It con sus infecciosos riffs son un buen ejemplo) y números más metálicos como Ride To Live, Live To Ride. Aunque también hay espacio para una primera aproximación a la balada con You're Not Alone. En resumen un notable segundo paso, con una orientación algo más comercial que Under The Blade, pero quizás pierde un poco de su furia también. Sin embargo es un paso adelante necesario para dar el salto definitivo en su siguiente disco.






Stay Hungry (1984)

Stay Hungry es simple y llanamente un clásico. Conjuga las mejores virtudes de sus dos obras anteriores con una producción pulida pero poderosa que da brillo y pestañas postizas a una colección de temas que dan el clavo (en una muñequera de cuero). Aquí hay material de primera para sus seguidores jebis (Don't Let Me Down y la inconmensurable Stay Hungry que abre fuego), números pesados y atmosféricos como The Beast y la tremenda Burn In Hell, una balada de mérito (The Price), un himno para sus acérrimos fanes (SMF)...
Y mi número favorito, la mini-obra conceptual Horror-teria (imposible encontrar mejor nombre) compuesta por ese guiño al mundo de Alice Cooper que es Captain Howdy que desemboca en el infeccioso rock de Street Justice (reto a cualquiera a no mover instintivamente el pie y/o la cabeza siguiendo su ritmo).
Por supuesto la guinda la ponen los dos mega-hits con sus correspondientes clips que los catapultaron a un estrellato breve pero muy intenso. We're Not Gonna Take It podría ser perfectamente un hit del glam de los 70. El vídeo mostraba a Mark Metcalf sufriendo la peor pesadilla de un padre en los 80s: que sus hijos se convirtieran en Twisted Sister.


I Wanna Rock es una canción primitiva, estúpida y genial todo al mismo tiempo. En un hipotético recopilatorio de canciones que contienen la palabra Rock en el título esta debería ser indefectiblemente la primera. Este tema ES el rock and roll y pocas canciones existen que inviten más a escupir los pulmones gritando el estribillo. Los Sister para el videoclip trasladan la acción allí donde están sus fanes: el instituto. De nuevo el sufrido Mark Metcalf, encarnando a un profesor que simboliza el orden establecido que todo adolescente debe odiar por instinto, sufre en sus carnes el poder del rock and roll. No hay imagen más icónica que la de los imberbes jeviolos que estampan sus craneos contra las taquillas gritando Rock, Rock, RUOCK!!!!





 Come Out And Play (1985)

Tras el meteórico éxito de Stay Hungry la banda intenta asentar su estatus de estrellas un año después presentando Come Out And Play. Utilizan todas las cartas a su disposición: portada con gimmick desplegable incluido, colaboraciones de lujo con Billy Joel, Brian Setzer o su héroe Alice Cooper que colabora en su nuevo clip, producción de lujo, etc. Lamentablemente el disco fue un fiasco. Si Stay Hungry vendió más de tres millones este disco se quedó en un 'modesto' millón. Pero lo más sangrante fue que tuvieron que cancelar fechas de su extensa gira.

¿Qué sucedió? Well, para empezar la MTV había sido un arma de doble filo. Sí sus dos hits eran muy conocidos pero habían sido sobreexpuestos y quemados. Si a eso le añadimos que su nuevo estatus de estrellas comerciales había alienado a gran parte de su base de fanes originales (bajo la clásica acusación de vendidos/ falso metal) tenemos a un público que ya de entrada les recibía con el pito torcido. La puntilla la puso la censura de la MTV al (costoso) vídeo de teenagers + zombies de Be Crool To Your Scuel dando al traste a una de sus mejores bazas.




Una pena porque Come Out And Play quizás no sea tan perfecto ni contenga los clásicos instantáneos de Stay Hungry pero es un muy buen disco. Be Crool o I Believe In Rock and Roll están a la altura de sus mejores temas y además no descuidan su faceta más 'jebi' con The Fire Still Burns o la misma Come Out And Play. Quizás la mano del productor de Scorpions se note más de lo necesario en el power baladón I Believe In You, pero en general Come Out And Play es muy notable y cierra un magnífico póker de 4 discos en 4 años.







 Love Is For Suckers (1987)

Love Is For Suckers es harina de otro costal. Concebido como un proyecto propio de Dee e interpretado, al parecer, por músicos de estudio aunque al final en los créditos constara el resto de Twisted Sister. La discográfica dejó claro a Snider que no publicaría el material si no llevaba el nombre de la banda en la portada e increiblemente el resto de la banda se apuntó al paripé.

El disco en sí es un ejercicio de hair metal comercial bastante estandar aunque hay temas que no estan mal (como esa Wake Up que abre el disco) está claro que aquí la fórmula de glam-hard-heavy-ruock ya no está presente. Como muestra puede valer ese impagable muestrario de tópicos que es el videoclip de Hot Love en el que se apuesta claramente por la fórmula maciza + cochazos y Dee intenta sacar partido del acondicionador de su melena ya que su cara sin maquillaje no entra en los estándares de belleza greco-romanos:



Como era previsible el disco no entusiasmó a los viejos SMF ni tampoco les granjeó nuevos fanes en un mercado que en 1987 tenía ya mucha competencia. Un final un pelín amargo que al menos ha sido endulzada por un comeback en directo que todavía dura y que demuestra que Twisted Fuckin' Sister es una de las mejores bandas que pueden verse sobre un escenario y que Dee es uno de los mejores frontman del universo laquero.


TEXTO FIRMADO POR DARTH FARROKH: https://www.facebook.com/darth.farrokh

No hay comentarios:

Publicar un comentario