jueves, 25 de septiembre de 2014

Brother Hawk, de la épica sureña al sueño indie.


Ultimos días de verano. El calor reside en casa desde hace semanas. Humedece la respiración, la dificulta. En la búsqueda de una bocanada de aire fresco se abre una ventana. Las briznas de hierba bailan al son de los grillos más madrugadores. Al fondo en la ría la marea sube al mismo ritmo que se despide el sol. Una ráfaga de aire fresco penetra hasta los pulmones. "C4 Blues". Sabe dulce y salado. Equilibrado. Melancólico pero apegado a la realidad. Brother Hawk, de Atlanta, claro.  Disco: "Affairs of Plain Living" (2012). Descubierto hoy. O ayer. Poco importa. Estos días o cualquier día de estos.

El cuarteto de Georgia cabalga pradera arriba como una banda de caballos con blues dulce en las venas. Su harmónica destila nostalgia bajo una vieja y esquinada farola de Nueva Orleans. La épica, maldita, acompaña en todo momento sus versos. De los Skynyrd más intimistas a Band Of Horses pasando por Neil Young. Ahí está el tema. No se conocen sus planes de futuro pero este "Affairs of Plain Living" es un pequeño clásico en la sombra.





 


No hay comentarios:

Publicar un comentario