jueves, 2 de julio de 2015

Nuestro primer año de vida.



Hace un año un cortocircuito me hizo escribir el primer texto público de este blog. Fue una crítica de "Are We There", de Sharon Van Etten. Y fue también el arranque de un desafío que ha durado, de momento, un año. Al principio el reto era simple: hacer exactamente lo mismo que hacía cuando me pagaban por escribir sobre rock n' roll. Después de un año fuera del circuíto me apetecía escribir pero me apetecía hacerlo por mi cuenta, a mi cuenta, a mi ritmo y sin las presiones de recibir una compensación económica a final de mes. Un poco para demostrarme a mí mismo que se podía hacer. Que podía hacerlo. Que como he defendido mil veces, escribir sobre rock n' roll y cobrar por ello era una suerte enorme ya que, en caso de no cobrar, hubiese escrito igualmente. 



Poco a poco fui cogiéndole el pulso a la plataforma blogger sin temas claros. Críticas de discos internacionales, alguno estatal, alguna previa de concierto, alguna efeméride.... Pero Villa de Bilbao, escena "local", Azkena Rock Festival y algunas series de televisión eran los ejes sobre los que pretendía que girase PRIDE OF THE MONSTER. Y más o menos, eso ha sido lo que ha ocurrido, con el añadido del experimento "Mi indefinida historia sobre el rock", proyecto en el que a día de hoy voy tristemente retrasado pero con el que espero estar al día para los primeros días de septiembre. Esto es, presentar en sociedad los capítulos quinto, sexto, séptimo y octavo en los próximos dos meses.

Intentar llevar un blog con una programación semanal es algo tan simple en el planteamiento como complicado en su desarrollo. Compaginar vida profresional, familiar y otras resoponsabilidades con un trabajo añadido acaba siendo un laberinto estresante en demasiadas ocasiones. Pero, misteriosamente, la satisfacción sigue apareciendo siempre. Al final. En lo alto de la montaña.

Dicen que los blogs hay que empezar a considerarlos serios cuando pasan de un año de vida defendiendo la misma propuesta. Más o menos, nosotros, a partir de ahora hablo en plural por la gente que lee, que corrige (a veces) y por la gente que me aguanta en líneas generales, hemos aguantado ese año con algún bajón de intensidad. No nos consideramos más o menos serios que en junio de 2014 cuando empezamos con los primeros textos. Ni más o menos serios que cuando Erocka empezó en la primera semana del año. Y, obviamente, tampoco sabemos como de serios seremos en los próximos meses.

Lo que tiene que quedar claro, aquí y ahora, es que tanto julio como agosto van a ser meses de actividad baja. Ya venía siendo así desde junio y es que, tristemente, gente que amábamos se ha despedido de nosotros en verano. En este y en el pasado.

Ahora mismo no hay más retos que volver a ver este blog funcionando con normalidad en septiembre. Villa de Bilbao, escena local, Azkena Rock Festival y algunas series de televisión seguirán siendo los ejes. Quizá algún día haya un podcast. Quizá no. Quizá "Mi indefinida historia sobre el rock" acabe siendo publicada en papel y la podamos vender desde aquí. Pero no vemos la necesidad de seguir afrontando más retos que el de respirar.

A lo largo de este año lo mejor lo han puesto las bandas que han colaborado con su música y su tiempo. Desde la primera a la última. Eskean Kristo, HighLights, Quaoar, Milana, Wizards y el resto. La final del Villa de Bilbao metálico del año pasado. Entre lo malo, la gente que se ha ido y no volverá, las peticiones de entrevista no contestadas cuando un no ya hubiese sido una pequeña victoria o las acreditaciones no obtenidas tras mucho trabajar. Pero bueno, nadie puede acusarnos de no conocer el negocio y de no aceptarlo como es. Un tanto cruel. Porque sí, quien es tu amigo cuando tus textos salen publicados en grandes medios, no tienen porque serlo cuando publicas en internet por tu cuenta. Pese a que la pasión y la calidad sean, por lo menos, la misma.

Erocka debería seguir rodando la semana que viene con una previa del Kristonfest y Brontës, Sermonds, LionHead,  Xoriñoak Kaloian, Blaka, Tears In Rain, Pelax, Dead Bronco, Horn Of The Rhino y Sei Urte deberían ser algunas de las bandas protagonistas de la entrevista del viernes en lo que queda de año.

Eskerrik asko danoi, por leernos, por aguantarnos. Por pedirnos más cosas. Porque escribimos para ser leídos.

Agur,

Izkander Fernández.

1 comentario: