viernes, 9 de enero de 2015

TUTAN COME ON "EN EL VALLE DE LOS FARAONES"

"Nuestras letras tienen de todo: resurrecciones faraónicas, holocaustos nucleares, inmigración galáctica, pactos demoníacos, poligonismo automovilístico...".





En Gasteiz, no sé si por aquello de estar en la llanura o porque cuando uno sale más allá de la ciudad ya no queda nada, el stoner cuajó de lleno. Soulbreaker Company han flirteado alguna vez. Ahí están Arenna. Y por allí pasaron Neubat y Bronze. Por Bronze y por Neubat pasaron Ibon Salterain y Oskar Conde, los dos individuos que, con el alma más negra que el propio diablo, decidieron un buen día que había que asaltar la tumba de Tutankamon de una manera más lúdica. Duocracia contra los dioses del antiguo Egipto. El de los faraones, Isis, Osiris y los jeroglíficos. Así, saboteando tumbas, fundaron Tutan Come On. El culo inquieto de Oskar Conde maquina y maquina y aprovechando la facilidad que conlleva viajar dos con una guitarra, tocan por medio mundo. EROCKA tenía que tener un segundo número y ese podía y tenía que ser para el stoner punk de la duocracia gasteiztarra Tutan Come On.



CONTRA LOS DIOSES
 Entzun Spotifyn!!!


Hay aspectos oscuros en este primer trabajo discográfico de Tutan Come On. El primero su alma de saqueadores de tumbas. Denota corazón aventurero pero también amor por lo profano. Por el riff invertido y la pegada ensordecedora. Sus cuatro pies, descalzos, gustan de caminar por la arena del desierto como si cada grano de arena hubiese estado antes navegando por la negra sangre de sus venas. El sonido del desierto. Ese sonido del desierto que los volvió locos a todos cuando el dios Kyuss tocó el cuerno en los primeros noventa a la sombra de las últimas revoluciones rockeras industrializadas. Aquí está presente, solo que han cambiado Sky Valley por el horizonte roto por pirámides y esfinges rotas por el paso del tiempo. Y aquellos egipcios que caminaban de lado como bailando breakdance debían de darle al punk guarro. Porque si Conde & Salterain entraron en la pirámide con el desierto en la sangre, salieron de allí con la mugre en el corazón. Chapoteando en cada arrancada guitarrera, lanzando dentelladas de arrogancia en cada verso. Estos tíos intentaron venderle su alma al diablo y el diablo les dijo que no porque su alma le dio terror. 

"Kv62" es una pieza instrumental engañosa, que dibuja un gesto emotivo, como si fuera un nacimiento placentero de algo amable y tierno. Pero se tuerce, los riffs pétreos se hacen con el ambiente y los truenos caen a los parches. Algo ha ido mal. Lo placentero se ha convertido en algo tortuoso. "Tutan Come On" amenaza desde su atalaya del desierto rojo. Riff vibrante, y primeros ases en la manga. El stoner vía vuelta de tuerca. Hay algo de chulería. Algo que rompe. "Hitzarmena" pone la baza en la mesa. Todos sus ases son negros. El punk se viste de stoner, armando bronca, mirando a los ojos a Lucifer y sacándole los huevos. Dedos en los ojos y aceleración mutante en "Microsievert" donde, si no había quedado claro ya, TCO demuestra capacidad para crear estribillos atractivos. "Toro Sentado" vuelve a la agresión basada en el riff seco con raíz en Birmingham y desarrollo en el desierto californiano. "Knock, Knock Polizia" devuelve la flema más desafiante y "Jada Hilda" vuelve a poner un gran estribillo sobre el tapete por encima de riffs y pegadas marca de la casa. "Tximinista" pone el pié en el acelerador y la lengua en el asfalto como un gran tema de carretera y calor asfixiante. Cierra "Anubis & Horus", un bonito juego que recupera la esencia melancólica de la pieza inicial con referencias claras a cualquier cosa que saliese de las desert sessions. 

Y después se recupera el silencio. Tras el trueno y el engrudo. Tras la agresión y el escupitajo Tutan Come On pueden estar satisfechos por un trabajo notable que alcanza hasta donde se podía esperar pero que también va más allá. Bien tirando por la senda provocativa o bien asestando efectivos estribillos aquí y allá. Dejen dormir a los dioses del valle. 

7.2


Conde: Voz y guitarras
Salterain: Batería y coros


PROXIMOS CONCIERTOS:
Mañana sábado 10 de enero. Rock Palace. Madrid.





Erocka: ¿De donde surge Tutan Come On?
- Tras pasar por Neubat, Sorkun y Vice Presidentes formé Trumbo junto con otros dos colegas. Hicimos unos cuantos bolos y finalmente, decidí que no quería más, que necesitaba parar. Paralelamente, Ibon había estado tocando en Bronze y participó en el proyecto Johnny & Joseph, de Joseba B.Lenoir y Jon Basaguren. En un momento dado, Bronze dejan de tocar e Ibon se queda sin banda. Yo llevaba un tiempo sin hacer nada y un día decidimos juntarnos y probar. Y hasta hoy.

Una duocracia...
- Sí, queríamos simplificar todo, desde el mero hecho de formar una banda hasta la composición, coordinación, etc. Pensamos que podríamos dar cierta agilidad al proyecto.

¿Ventajas de la duocracia aparte de poder salir de gira con una simple guitarra en el estuche?
Bueno, la idea de que por ser dos vamos con una guitarra y un tambor esta bastante lejos de ser real. Más o menos movemos la misma cantidad de material que un trío e incluso que un cuarteto. Si es verdad que, como personas físicas, podemos caber en sitios algo mas pequeños, pero no te creas que vamos muy holgados. ¿Ventajas? Lo que decíamos, agilidad; más fácil ponerse de acuerdo para los ensayos, las fechas de grabación, los bolos... Coordinar cuatro o cinco personas siempre es más complicado que hacerlo con dos, evidentemente. Por otra parte, es más fácil llegar a complementarse tocando con uno que con más de uno... Es de cajón... Luego está el cómo influye en nuestra música el hecho de ser dos. Siempre tenemos que aplicar el "menos es más", porque no queremos grabar cosas que luego no podamos reproducir en directo.

¿Cuáles son las diferencias "políticas" entre un grupo convencional y un dúo?
Las discusiones siempre se dan. No influye que haya más o menos gente.Y siendo dos, pueden ser peores, porque no hay nadie que desempate. Pero en definitiva no es muy diferente a otro tipo de bandas.

Tutan Come On es un nombre cojonudo para una banda.
Pues tuvimos ciertos problemas para buscar el nombre, la verdad. No encontrábamos algo con lo que pudiéramos identificarnos. A mi siempre me había molado lo de meter el "come on!" en el nombre, me parecía molón. De ahí salió el juego de palabras. Cuando lo tuvimos pensamos "¿Iríamos a ver un concierto de una banda que se llamara así, aunque no los conociéramos de nada?" Y la respuesta fue que sí.
 



En un dúo de estas características, ¿Se trata de tapar huecos, de multiplicarse, de buscar el terreno intermedio en el que moverse a gusto?
Se trata más de simplificar que de multiplicar. Sobre todo en el directo, que es la clave. En un disco podemos hacer mogollón de cosas, pero luego hay que defenderlas en vivo. Entonces lo que intentamos es buscar lo simple desde el principio, pero con sustancia. Ser simples pero no simplones.

¿Ha de llegar la guitarra a más sitios o la batería se basta sola para sacar adelante la sección rítmica?
La manera de tocar la guitarra es más rítmica, más como si fuera un bajo, pero sonando a guitarra. Las florituras tienen que ser las justas y justificadas porque la base rítmica ES nuestra música y no podemos olvidarnos de eso.

Diferencias "musicales" (a la hora de componer) entre un grupo convencional y un dúo..
No veo tantas diferencias, lo único que sí es cierto es que componemos más rápido, ya que hay menos gente para opinar. Lo que más retrasa la composición es el conseguir que todo el mundo tenga su sitio en la canción. Nosotros, como dúo, normalmente tenemos mucho espacio en el que movernos y pocos obstáculos con los que chocar. Y luego, por supuesto, siempre componer siendo conscientes de que lo que se hace luego hay que tocarlo en directo.

Las múltiples referencias apuntan a ritmos pesados y oscuridad pero también hay despecho, actitud contestataria y, como no, guitarras afiladas. Punk y metal. ¿Algo así como stoner punk?
Nos gusta el stoner, nos gusta el punk rock, nos gusta el metal... La verdad es que la etiqueta stoner punk rock o stoner punk metal no nos molesta lo más mínimo; es más, ayuda a la gente que no nos conoce a entender por dónde van los tiros. A mi las etiquetas siempre me han ayudado a guiarme a la hora de conocer nuevas bandas. Igual a veces se retuerce mucho, pero muchas veces son descriptivamente útiles.

De qué hablan vuestras letras más allá de las metáforas.
Nuestras letras tienen de todo: resurrecciones faraónicas, holocaustos nucleares, inmigración galáctica, pactos demoníacos, poligonismo automovilístico...

Para tocar en directo, aunque en Euskal Herria la cosa no va mal, ¿fuera va mejor?
Pfffff, pues no se qué decirte... Yo creo que Euskal Herria es un oasis para las bandas underground. Aún hoy en día hay muchos grupos de todo tipo, sitios en los que tocar con unas mínimas garantías... Estoy seguro de que fuera nos miran con envidia. Eso no quita para que la cosa haya cambiado y haya que pelearlo más.

Oskar. Desde fuera pareces un músico inquieto. ¿Se puede decir que esto también influye en tu estilo como guitarrista?
Mi manera de tocar es bastante parecida desde hace bastante tiempo. Me siento cómodo con mi estilo y creo que me puedo adaptar a diferentes estilos con él. Más que inquieto, yo diría que es un estilo versátil pero siempre más o menos el mismo.

¿Cómo ha funcionado el disco y cuáles son los planes inmediatos para Tutan Come On?
Pues bastante bien, sobre todo teniendo en cuenta que nuestra intención era hacer una demo para uso interno y al final acabamos editándola en cd, lp y haciendo 60 bolos. Nos hemos movido mucho por EH, por el Estado español, Francia e Italia. No nos podemos quejar. ¿Planes? Hacer los últimos bolos hasta marzo y parar para componer el nuevo álbum.





Microsievert


¿Cuáles son los tres mejores dúos de guitarra y batería según vuestro parecer?
White Stripes, pioneros insustituibles.
Black Keys, calidad y canciones chulas.
Jucifer, caña y personalidad.

Hace cinco años era imposible imaginarse un panorama con tantos dúos guitarra-batería visibles en diferentes escenas. ¿El rock nunca dejará de sorprendernos?
Siempre habrá una vuelta de tuerca más que dar. La verdad es que el rock es siempre lo mismo pero siempre distinto. Eso es lo que mola.




1 comentario: