lunes, 5 de enero de 2015

HIGHLIGHTS "STORMING THE GATES" (2015)


LA MAGIA DE LAS GUITARRAS

http://highlightsrock.bandcamp.com/

No se ha hecho esperar el primer disco del año. De hecho, es oficialmente publicado hoy. HighLights son los primeros en romper las hostilidades. Lo hacen a lo grande. Un EP de seis temas rotundo en el fondo y las formas. Hard rock de alto octanaje fiel a los clásicos.


Las guitarras tienen ese algo especial que te llama la atención. Que te hace detenerte cuando estás a otra cosa. Reflexionas. Miras a tu alrededor buscando complicidad. Buscando que alguien esté a lo mismo que tú: a las guitarras vuelan por los aires y llegan a tus conductos auditivos. Encuentres complicidad o no, sonríes, asientes, te mueves siguiendo el ritmo. Porque las guitarras tienen ese algo especial.

Como el poder de la fuerza está de la mano de los caballeros Jedi, la magia de las guitarras está de la mano de HighLights. Guitarras que suenan a otro tiempo en el que el rock era más feliz, más gigante, más en blanco y negro. Pero el principal acierto del cuarteto de Arrigorriaga es que convierten ese sonido en algo actual e incluso, en algo atemporal. Hard rock rocoso pero melódico, duro en sus riffs pero tierno en su inocencia y en su invitación a soñar despiertos.

Después de un buen bagaje inicial, HighLights van entrando en la edad adulta del rock quemando etapas. Se hicieron un nombre pateándose los escenarios de Bizkaia, lograron telonear a bandas internacionales, asaltaron el Villa de Bilbao hasta empatar en el primer puesto con The Wizards y ahora aquí está su nuevo trabajo de estudio. En verano los veremos en el Azkena Rock Festival.... bautizo rockero por excelencia.

"Storming the Gates" es un buen resumen de lo que vienen ofreciendo. Hard rock de alta graduación, con sabor añejo, esencialmente yankee. De culto al riff majestuoso pero en convivencia con la sonrisa y la luz y no tanto con la oscuridad.


HOY EN EL KAFE ANTZOKIA DE BILBO.


"F.A.S.O.S." es el primer tema de la entrega. Guitarras con groove, aromas sureños, riffs obesos. Siguen haciendo su camino. Con regusto a unos Mountain algo más duros. Las guitarras van y vienen acompañadas de una excelente sección rítmica. Allá donde muere un riff comienza un punteo que respeta todas las reglas del género a la hora de entrar, de pisar el acelerador, de tensar la cuerda de la épica y de desembocar en el riff inicial con elegancia y destreza. "Silver Queen" hace referencia directa al optimismo. Porque si HighLights puede ser oscuros es por nocturnidad, por invitación a la fiesta. Riffs más escuetos, toque AC/DC y estribillo que bordea el himno. El siguiente paso, "Last Sunset", vuelve a las premisas hard rockeras de los setenta al otro lado del charco pero esta vez con una cadencia más relajada. Si bien el tema es algo así como una despedida, funciona perfectamente como saludo de bienvenida ya que guarda toda la esencia de HighLights en sus surcos.

"Out of Mind", el cuarto tema, es un elegante e interesantísimo cruce de caminos en el que confluye el hard rock clásico con un sonido a años noventa esencialmente grunge. Hay dejes de Soundgarden en las guitarras y en algunas atmósferas. Algo de Alice In Chains en las armonías vocales. Y en general una épica que en cierto modo recuerda a uno de los sonidos por excelencia de la última gran década del rock n' roll. La fiesta se desata con "Blixie Tombs", la mejor composición del lote. Y ya es decir. Hard rock más extrovertido, vacilón e incluso provocativo. Idóneo para escuchar conduciendo mientras el aire te acaricia la cara y sabes que la cerveza y el bourbon van a atravesar tu garganta en breve. Por momentos, "Blixie Tombs" se acerca al sonido angelino de los 80. Pero los más puristas pueden estar tranquilos, HighLights se acercan pero no se acercan a la laca más que tangencialmente. "Climbing the Hill" cierra "Storming the Gates" de la misma forma que se abre. Con groove, aires sureños y riffs monolíticos. Con una sonrisa en la cara y una sensación de bienestar absoluto.

"Storming the Gates" muestra una banda conformada por ideas adultas y maduras, capaz de perderse en un sonido que parecía condenado al ostracismo y devolverlo a nuestros días con elegancia. Peca de corto, pero no deja de ser un EP. Y tampoco es que peque de corto, es que simplemente, pedirás más. Y ojalá sí, ojalá nos den más. Pronto.

9.2

No hay comentarios:

Publicar un comentario