viernes, 1 de abril de 2016

Intentando recuperar lo que nos quitaron.




Bueno, pues si todo va bien, minutos después de que sean publicadas estas líneas, en la lejana Los Angeles, Guns N' Fuckin' Roses anunciarán las fechas de su gira estadounidense y, esperemos, alguna cosa más. Quizá algún directo, alguna edición especial de "Use Your Illusion" ya que se cumplen 25 años de su lanzamiento, algún recopilatorio con nuevos temas. Quien sabe. La espera, esa que probablemente mantenemos desde que Slash y Duff dejaran voluntariamente GN'R, parece haber llegado a su fin. Los rumores, ya son algo más que rumores, dicen que habrá una rueda de prensa en unos minutos en Tower Records en la que se darán detalles de lo que nos va a venir encima en los próximos meses. Ya por la noche, Sunset Strip volverá a recuperar la magia de finales de los 80 con un concierto de practicamente todos los miembros originales de Guns N' Roses (parece que Adler estará pero de Izzy no se sabe nada) sobre las tablas del Troubadour. Aunque lo cierto es que el Troubadour está un par de kilómetros al sur de Sunset Strip. Pero qué más da, nuestros corazones estarán en ese estado mental que es Los Angeles en 1988.

Como generación castigada por tantas y tantas cuestiones, da que pensar que la campaña de la reunión de Guns N' Roses gire en torno a aquel viejo lema de los Illusion. Alrededor de aquel Guns N' Fuckin' Roses. Es como si hubiesen tratado de captar la magia donde se rompió. En los cuartos en los que dormíamos cuando aún vivíamos en la casa de nuestros progenitores. En aquel lejano poster en el que Axl, Slash, Duff, Izzy, Dizzy y Matt nos miraban desafiantes delante de una pintada en la que se podía leer "Dead!". Parece que la vida nos va a devolver algo que nos quitó. La estúpida y bendita ilusión que nos convierte en fans y que hace que queramos usar nuestra ilusión. Todo este desequilibrio cósmico y hormonal nos devuelve un pedazo de nosotros que casi teníamos olvidado. Un pedazo que empezó a irse con los malos vientos en Guns N' Roses y que acabó con casi todo el rock n' roll del planeta en unos pocos años. Ahora que parece que ya tenemos a Guns N' Roses, o a los Guns N' Roses originales, o casi a los Guns N' Roses originales, porque lo cierto es que GN'R nunca se fueron, quizá sea el momento de seguir soñando y de que la industria nos dé algo de aquello que nos hizo ser lo que somos hoy en día.

Esta mañana, furtivamente, en el trabajo, leía twitter, foros, veía Periscope y ha habido un momento en el que las emociones han roto por completo las defensas de mis ojos y he roto a llorar. ¿Por qué? Me preguntaba. Y me contestaba a mí mismo, porque parece que esta herida se va a cerrar por fin.

Hoy es un día de beber cerveza, escuchar viejos directos de la banda, ver el concierto de París, el del Ritz y los que hagan falta y recordar que hubo un momento en el que teníamos al tiempo agarrado por las pelotas. Se nos escapó, cierto. Pero al menos ahora tenemos una oportunidad de resarcirnos. Cierto que no del todo, pero no todo el mundo tiene una segunda oportunidad. Suena, curiosamente, "Yesterdays", del "Live Era". Hablando de nostalgia, hubiese preferido "14 Years" pero tampoco me voy a quejar.

Izkander FERNANDEZ
(Popular 1 y www.badok.eus)

No hay comentarios:

Publicar un comentario