viernes, 18 de septiembre de 2015

THE BRONTËS. Recuperando el tiempo perdido.




"Estamos reflotando la banda 
tras un pequeño paréntesis"



La idea de un disco olvidado dentro de un baúl en un desván polvoriento es una idea evocadora. Romántica si cabe. Seguro que si alguna de las Brontë hubiese conocido el rock hubiese escrito algo sobre discos de grupos que, por casualidades y contratiempos, hubiesen quedado condenados a permanecer al margen del público. En la vida real, el concepto del "cajón" es algo mucho más triste. Son muchas las bandas que, ante cambios del mercado, modas y quiebras de su discográfica, han visto como sus creaciones se quedaban guardadas en algún oscuro y distante cajón. El trío gasteiztarra The Brontës vivió su particular momento del "cajón" pero afortunadamente para todos, los temas que debían haber conformado "Late" en la pasada década y que habían quedado sepultados por culpa de la crisis de la industria, llegan estos días a nosotros gracias al esfuerzo de la propia banda. Vía bandcamp, "Late" ha dejado de ser un disco guardado en un cajón para convertirse en un álbum vivo, con latido propio.  



 THE BRONTËS
Late. The Lost Songs.
Bandcamp

The Bröntes siempre han sido unos supervivientes. No lo debieron tener fácil en sus inicios cuando nacieron accidentalmente en una escena en la que estilísticamente no parecían tener cabida. Pero remaron contracorriente y llegaron a buen puerto. Primero fuera de Euskal Herria. Luego también dentro. Moviéndose por terrenos power pop e indie pop, siempre con nervio rock pero también, siempre, con melodía. 

Eso es precisamente lo que esconde "Late". Composiciones que navegan por un entorno abrupto, guitarrero, ruidista que al final, siempre, tarde o temprano, desemboca en una bonita melodía que reconforta y busca la paz y el equilibrio de nuestro organismo.

Arranca "Late" con "Time to Wake", un tema que resume perfectamente las habilidades de The Brontës. Tensión punk rockera, hechuras indie, guitarras power pop y elegancia en las melodías. "You Shine" suena misteriosamente a unos Drive By-Truckers que escapan de lo campestre en la justa medida. "Before I Hit the Ground" continúa con la demostración melódica del trío gasteiztarra. Solo con el cuarto tema llega la calma, relativa, a "Late": "Illusions" una compo-sición emocionante.

La parte central de "Late" vuelve a poner las guitarras en primera plana. "No more Starting Over" marca un riff eminentemente rockero para el esqueleto de un tema típicamente The Brontës. Calma de nuevo en un "Over here" con ecos a Nada Surf. "Slow Down" y "Waking" son temas enérgicos mientras que "Sunshine" y "Drive your Enemies down" se mueven entre una calma tensa en su exposición y una explosión liberadora en su estribillo bajo un esquema muy Wipers-Pixies-Nirvana. "Late", el tema, cierra "Late", el disco, con un ejercicio acústico y solitario.

"Late" está entre nosotros, donde siempre debió estar. Muestran a unos The Brontës en un buen momento compositivo. Aunque también es cierto que los de Gasteiz nunca se han resentido a la hora de escribir canciones con gran aporte melódico. Y es que pese a grabar dos discos de una tacada, "Late" no se resiente en absoluto.

La mala suerte apartó estas canciones de nuestros oídos y The Brontës las coloca ahora en nuestras vidas. No cabe más que estar agradecidos por el esfuerzo. Y por las canciones.





Publicar un disco perdido 10 años después tiene mucho de literario.

Con los medios que hay, sería extraño no publicar un disco que quedó en el limbo por problemas ajenos al grupo.

¿Fue duro ver pasar el tiempo y que las canciones siguieran en un cajón?
Pues sí. El sello al que pertenecíamos se deshizo de todos los grupos y nosotros nos quedamos sin publicar “Late”. Estuvimos unos meses pensando en cómo darle salida pero, al no encontrar solución, nos centramos en otros asuntos. Al terminar la etapa en castellano, volvimos a retomar la idea de enseñarlo a la gente. Es curioso, porque “Late” siempre ha estado muy presente en la banda como un disco más, aunque no lo conociera nadie…

Pese a todo, en ese periodo The Brontës publicaron otros discos.
Eso es. En 2005 entramos en el estudio de Paco Loco con una buena colección de temas. Astro nos propuso grabar dos trabajos a la vez, y con lo difícil que era hacer hueco en la cartera de grabaciones de Astro, no pusimos ninguna pega (aunque a Paco Loco le resultaba extraña esta táctica). Los grabamos y mezclamos en dos intensas semanas. “Ways to Nowhere” salió en la fecha programada pero “Late”, que tenía que haber salido 10 meses después, quedó inédito.







¿En qué punto estaba la carrera de The Brontës cuando las canciones de "Late" quedaron "olvidadas"?

Tras “Mary&Jim” seguimos tocando y creando temas durante los siguientes 2 ó 3 años. Eran épocas difíciles dentro del grupo pero muy creativas. Fue un período muy fértil. Conseguimos canciones muy elaboradas como “Time to Wake”, “Illusions”…De los 24 temas que llevamos a Puerto de Santa María, en términos generales, los que componen “Late” son los más nuevos de esa colección. Diría que son las hermanas jóvenes de “Ways to Nowhere”. Sinceramente creo que con “Late” llegamos a la cima de ese primer ciclo (con Iñaki Acedo a la batería).

¿Y en qué punto se encuentra ahora?
Ahora estamos reflotando la banda tras un pequeño paréntesis, con Alvaro como (tercer) baterista. Está siendo una experiencia fantástica. Es sorprendente lo bien que se ha adaptado. Él se encarga de elegir las canciones para montar el repertorio y más divertido no puede ser. Ahora estamos buscando sonido e intentando repescar temas como “Slow Down”, y nos damos cuenta que no eran canciones sencillas…Tocar algunas piezas que no tocábamos hace 12-15 años es verdaderamente gratificante. Aparte, estamos montando temas nuevos.

Vivisteis la industria con discos y la industria sin discos. ¿Cómo habéis vivido la evolución? ¿Qué preferís sellos o bandcamp?
Para ser una industria sin discos, nos dejamos una pasta en vinilos…jajaja. No hemos notado gran cosa. Puedes estar de acuerdo o no, pero al final, es un tema de adaptación. En los conciertos, llevamos formatos físicos y en internet, colgamos nuestros discos en bandcamp.




Un buen día cambiasteis el inglés por el castellano ¿Por qué?
Antes de que se tuviera que marchar Iñaki Acedo, ya habíamos empezado con el castellano. Lo habíamos intentado tímidamente alguna vez con anterioridad pero no le dimos el cuidado que debía. Años más tarde, Raúl llevó a un ensayo un par de temas que había compuesto para él y los electrificamos. Y resulta que nos gustó, así que empezamos a crear temas en castellano como si lo hubiéramos hecho toda la vida. Nos apetecía mucho esa experiencia. Así que cuando Dani (nuestro segundo batería) se enganchó al grupo, nos centramos en ello y grabamos “Vender la sombra” y “Que la tierra te sea leve”.

¿Gasteiz o Euskal Herria han ayudado algo a The Brontës o siempre ha ido mejor fuera de aquí?
No somos un grupo que viaje mucho. Lo hicimos en la época de “Moontime” y nos saturamos. En Vitoria-Gasteiz hay buena escena hoy día y eso nos permite tocar aquí cuando queremos. Aun así, siempre he pensado que fuera se nos reconoce bastante.

¿En pleno 1995, en vuestros inicios, cómo encajasteis en nuestra escena?
Al principio, The Brontës despertaba mucho interés. Pasaron muchas cosas en poco tiempo: ganar el Imaginarock, entrada en Astro, primer disco “Moontime” con buenas críticas, gira presentación, grabación de concierto en Radio 3 y ETB, promoción….





¿Qué planes tenéis ahora? ¿Futuro cercano?

Vamos a dar nuestro primer concierto desde hace año y medio. Será el 18 de Septiembre en la Cervecería Ibaia de Agurain, lugar donde siempre nos han tratado genial. El repertorio comprende temas de todos nuestros discos y por supuesto, con alguno del “Late” como “Before I hit the ground”, Over Here” y “You Shine”. Nos apetece volver al inglés, aprovechando la salida del “Late” y la entrada de Alvaro. Si sigue esto así, pronto empezaremos a pensar en grabar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario