miércoles, 2 de septiembre de 2015

GALLOWS "Desolation Sounds" (2015)

POR LA SENDA OSCURA.
Los héroes del punk descarnado vuelven a dar en el clavo.
 


GALLOWS 
Desolation Sounds
(2015) 


Gallows nunca han estado quietos. O nunca han sido transparentes. O ambas cosas. Arrancaron su carrera con una suerte de hardcore punk afilado. Siguieron con punk abrupto, más fiel al espíritu nihilista del original del 77. Más mugre y menos daños por alcance de arma blanca. Entonces, Frank Carter, hasta entonces voceras de la banda, salió por la puerta de atrás de una forma un tanto extraña. Llegó Wade MacNeil, también vocalista de Alexisonfire. Con el cambio de garganta los de Watford volvieron a girar la tuerca para acercarse a un sonido más directo, potente y contundente. El resultado fue el disco homónimo de Gallows, uno de los discos más impactantes de lo que va de década.

Su nuevo trabajo de estudio, "Desolation Sounds", vuelve a moverse en el campo de batalla, cambiando de coordenadas sutilmente y ocultándose en las sombras desde un discurso que parte del mismo punto de partida que su predecesor pero que cuenta con elementos oscuros un tanto novedosos.

Cuidado. Mismo punto de partida pero diferente evolución. Tras la agresión sonora de "Gallows", la maquinaria aborda grandiosas atmósferas ("Chains") en las que ya no dependen de la velocidad y sí de una densidad dolorosa. En una onda similar y con referencias pop y góticas se mueve "Bonfire Season", una composición tan espectacular como hiriente, con un estribillo brillante y sobrecogedor. Bajo un clima más pausado y bello, llega "Cease to Exist".

No todo es cambio y oscuridad atmosférica. Quedan retazos de la violencia sonora ejercida en "Gallows". Notorios ejercicios continuistas como "Leviatan Rot" y "Leather Crown". Temas que cogen el testigo del disco anterior en los que la sombra y la oscuridad acaban apareciendo de una forma o de otra. Porque el nuevo lugar que ocupa Gallows es un espacio inmerso en la oscuridad y el dolor. Con regusto épico y sin vértigo alguno al precipicio.

Gallows siguen su camino con convencimiento y valentía. No hay dos discos iguales pero tampoco hay un disco que no huela a punk de garganta furiosa y guitarrazo seco, siempre con el metal en mente. "Desolation Sounds" no alcanza la vena enérgica de "Gallows", ni tampoco su intensidad o su vitalidad. Pero sin duda guarda grandes composiciones y brilla a buena altura.  7 



No hay comentarios:

Publicar un comentario