jueves, 18 de junio de 2015

HIGHLIGHTS Trapped on ARF



"Nos hace ilusión poder decir 
que abrimos el Azkena".



Falta poco para que empiece una de las citas rockeras por excelencia de nuestro calendario. El Azkena Rock Festival arranca en poco más de un día. Y lo hará con una de nuestras bandas, con HighLights. El cuarteto de Arrigorriaga cerrará así un año de ensueño en el que han hecho muchas cosas y todas bien. Desde pelear por ganar el Villa de Bilbao a girar por todo el Estado para terminar tocando en el ARF. Quien sabe de qué va HighLights sabe que la suya será una actuación a no perderse. Quienes todavía no los conozcan, no deberían dudarlo. El rock and roll más puro anida en el corazón de estos vizcainos. El momento en el que "Blixie Tombs" retumbe en Mendizabala será uno de los momentos del festival, seguro. (Fotos: denaflows.com)

 EL CARTEL DEL ARF PARA HIGHLIGHTS:


Mario (Guitarra y voz): A mí me interesan mucho ZZ Top. Puede ser la última vez que los veamos y por si acaso siempre conviene desplazarse para verlos. Television sé que quiere verlos Miguel pero me dan miedo. Kvelertak a ver qué tal aunque tampoco hacen un estilo que me llame mucho la atención. Y Mastodon, su directo que parece que ha mejorado. Con el videoclip brutal de los culos me ganaron para toda la vida.




Miguel (Bajo y voz): Sobre todo a Red Fang pero también a Mastodon. Soy muy fan de "Leviathan" y los vi en Bilbao junto a High On Fire.  Y Television. Tengo muchas ganas de ver a Television.



Xabi (Guitarra): Quiero ver a White Buffalo porque tengo un amigo al que le gusta mucho el rollo sureño y no ha parado de recomendármelo, así que será una cita interesante. También a OFF! No me va mucho el punk pero tengo colegas a los que sí y por lo que me han contado creo que tengo muchas ganas de verlos.


Sergio (Batería): El Azkena tiene de bueno que además te permite descubrir cosas. Cuando éramos más jóvenes nos la jugábamos todas al cabeza de cartel y luego, por cuestiones de resaca y tal no disfrutábamos como hubiésemos querido del resto. Pero ahora que nos lo tomamos más tranquilo, sabemos que tendremos oportunidades. Television será una de las bandas que podremos escuchar de ese modo. Y Black Mountain, a quienes tenía perdida la pista y me llevé una sorpresa cuando me enteré que venían al Azkena.






















Estamos a 24 horas de abrir el Azkena Rock Festival 2015, ¿nervios?
Justo ahora hay un poco de nervios pero tampoco mucho. Para cuarenta minutos es demasiado ponerse nervioso. Nos pondremos nerviosos mañana. Pero será algo más de responsabilidad que de nervios.

¿Lo habéis preparado como cualquier otro bolo?
Lo prepararemos como un bolo normal. Quizá con un poco más de cariño y más cuidado y, sobre todo, controlando el tiempo porque al final son cuarenta minutos. Tocaremos seis temas propios y una versión que se desvelará sobre el propio escenario.

¿Habéis pasado mucho por Mendizabala?
Hemos ido a bastantes ediciones del Azkena Rock Festival. No a todas pero sí a bastantes. Miguel a más, a seis o a siete. Nosotros a tres o a cuatro. Es un festival especial para nosotros. Un festival que recoge la música que más nos gusta. Los años de Slash, Kiss y Ozzy nos cogió con 19 o veinte años. Muy jóvenes. Coincidieron incluso últimos días de carrera con primeros días del Azkena así que imagínate cómo los disfrutamos. Era como nuestro arranque del verano.





Siempre se dice que el ARF es un festival muy especial.
Hay mucha hermandad dentro del propio festival, entre el público. Es todo muy azkenero. Es en el que más a gusto nos encontramos. Igual porque conoces a todo el mundo. También hay que tener en cuenta que hay mucha gente que compra el bono el mismo día que sale sin saber quien toca o no. Hay una fidelidad. Y luego está la ciudad, que está ligada a todo. El cartel te puede gustar más o menos pero el Azkena tiene que estar. Hay años en los que renegamos del Azkena porque no nos gusta el cartel pero tarde o temprano vuelves a encontrarte en el cartel. Y si nos faltase sería muy duro tener que vivir sin ARF.

Hace unos meses girasteis intensamente por todo el Estado.
Así es, nueve días y nueve noches. Menos de lo que pensábamos pero en parte porque las últimas fechas pudimos dormir en casa y eso nos tranquilizó y nos ayudó a descansar. En el fondo fueron 3900 kilómetros, sin parar. Por la ilusión y tal podíamos haber tocado mucho más pero es cierto que al final del día lo que buscabas era la cama.

¿Qué tal se lleva vivir en el día de la marmota durante nueve jornadas?
Pensábamos muchas veces, otra vez. Llegaba una cagada en el mismo sitio y decíamos, otra vez. Pero nunca nos sentimos aburridos ni sobrepasados por la repetición. Estábamos más preocupados por el aspecto físico porque teníamos que hacer 45 minutos durante nueve días. Pero 45 minutos a tope.



¿Y Sewergrooves?
Con Sewergrooves bien. Se notaba que estaban menos tensos que nosotros. Más despejados. Nosotros estábamos en tensión porque queríamos hacer las cosas bien. 

¿Funcionaron bien las ventas durante esos días?
Pulimos muchos cds. Mucho merchan en líneas generales. Más del que esperábamos. De hecho nos permitimos el lujo o el capricho de cogernos un hotel la última noche. Salió muy bien. De todos modos esto de salir de gira sigue teniendo un punto muy romántico pero para no palmar pasta tienes que centrarte y planificarlo todo con mucha cabeza.

En tantos kilómetros caerían anécdotas.
Una noche dijimos que íbamos a tocar una de Thin Lizzy y una chica del público dijo: claro que sí, lo sabía, estaba claro que ibais a tocar una de Thin Lizzy. Y la animamos a que dijese qué canción y dijo "Chinatown" y la clavó porque era el tema que llevábamos preparado. Obviamente se la dedicamos. También nos preguntaban mucho por el Azkena, con z. Mucha gente que venía y que nos decía que aunque tocásemos a las cinco, como así será, iba a venir a vernos.





Tocar en el Azkena es un sueño pero... ¿Lo empaña de alguna manera tocar tan pronto?
Nos hace ilusión poder decir que abrimos el Azkena. Preferimos tocar a primera hora antes que de madrugada. Entendemos que es el orden de las cosas. Somos un grupo que estamos empezando, tenemos un EP de seis temas y esto es un premio. No podemos pedir más. También os han adelantado que nos van a tratar exactamente igual que al resto, que vamos a poder probar con total normalidad y en un tiempo razonable. Que tendremos nuestro camerino con nuestras peticiones. Y somos conscientes de que no en todos los festivales eso ocurre de la misma manera. Así que estamos tremendamente contentos.

¿Planes de futuro?
Estamos componiendo y tenemos bastantes conciertos. Unos dos mensuales de aquí a diciembre, lo que nos da la posibilidad de componer poco a poco. Y creemos que grabaremos mucho antes de lo que pensábamos. De hecho le hemos dicho a Xampe que nos vaya preparando nuevos menús para cuando vayamos a grabar.























































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario