domingo, 22 de marzo de 2015

LAST FAIR DEAL + THE WIZARDS. 2015-III-20. Uhagon Kulturgunea. Markina-Xemein.




El rock volvió a ser protagonista de una noche de viernes. En Uhagon Kulturgunea, Markina-Xemein, se reunieron The Wizards y Last Fair Deal, dos bandas que vienen volando alto en los últimos años. Hard rock con hedor a azufre en el caso de The Wizards. Hard blues de infarto en el caso de Last Fair Deal. Combinación ganadora para un viernes de rock n' roll.





                                                                                    The Wizards.                                       Argazkia: Milel Unamunzaga.


La mano de Satán.
Para The Wizards las cosas van rápido. Surgieron de las cenizas de otras formaciones o simplemente buscando nuevas vías de expresión. Grabaron una demo sin pensarlo demasiado. La demo funcionó, fueron al Villa de Bilbao metálico, ganaron y grabaron un disco sin tampoco pensarlo demasiado. Disco que estrenan estos días y que, cómo no, funciona. Han conseguido un directo explosivo a base de coraje y disciplina. De guitarras abrasivas y una garganta notable. Y el directo funciona.

Funcionó en Uhagon Kulturgunea, en Markina-Xemein. En una sala cálida y necesaria quizá algo lejos del margen de influencia de los del Gran Bilbao. Un manto protector que el quinteto salido de algún abrupto cementerio no necesita. "Gravepisser", single de su primer larga duración, fue el tema elegido para romper la noche. Sonido perfecto y maquinaria engrasada para "Plagues", composición que daba título a su demo.

Lo suyo es hard rock de base setentera, con un pié en las humeantes chimeneas industriales de Birmingham y otro en un oscuro sótano de Alexandria, Virginia. Con influjos de ese James Morrison de ultratumba que es Danzig. Con la energía guitarrera de unos The Sword. Y con la ideología vital del punk.

Poseen una química excelente, un buen frontman, una sección rítmica demoledora y hambre. Wizards son una banda hambrienta. Una curiosa y preciosa casualidad y el punto de unión y de partida para cinco músicos que pueden y deben hacer camino. "Cimmerian Lard", "Deal with A Witch", "Welcome to Future", "Misty Day" y "Conjure" explotaron en las paredes de Uhagon con una potencia descontrolada y unas formas exquisitas. 

Pese a que el joven repertorio de The Wizards ya goza de buena salud, añadieron dos temas nuevos ("Leaving the Past behind" y "Halftones to Eternity") que increiblemente sonaron por encima del resto de su set list. No sería de extrañar que viésemos nuevo material de la banda editado antes de fin de año. Quien pueda verlos en acción, que corra. No es una experiencia que se pueda dejar pasar por alto.



                                                                     Last Fair Deal.                          Argazkia: Mikel Unamunzaga.


Trío de poder.
Dentro de una noche equilibrada en cuanto a platos fuertes se refiere y tras la impactante actuación de The Wizards llegaba el turno de Last Fair Deal. Rozando la media noche, el power trío bilbaíno compuesto por Gonzalo Portugal, Iker Arbizu y Virginia Fernández abrieron su show con una versión de "Inside Looking Out", de Grand Funk Railroad. Toda una declaración de principios: un power trío de fisonomía clásica homenajeando a uno de los clásicos. Siguieron con "New Order", un tema de su segundo larga duración, "Once". A partir de ahí, los bilbaínos intercalaron covers y repertorio propio. Así, Muddy Waters estuvo presente en Uhagon gracias a "Young Fashioned Ways", Grand Funk volvieron con "Aimless Lady" y Rory Gallagher cerró la actuación con "Cradle Rock". Algún estándar más de blues cayó por el camino. De los temas propios, destacaron "Miles", "Filthy", "Down Bellow" y "Nobody".

La banda estuvo estelar. Aunque bien es cierto que en el mundo de Last Fair Deal esto es algo normal. Expuestos por su formato de trío, los bilbaínos no esconden nada porque no pueden y porque tampoco tienen nada que esconder. Gonzalo tiene libertad absoluta para ir y venir con su guitarra, emulando a sus ídolos pero también desarrollando discurso propio. Virginia muestra su eterna sonrisa mientras marca el ritmo como si fuese el martillo de los dioses. Iker, desde la sobriedad, matiza y acompaña la batería de Virginia en la difícil tarea de mantener el equilibrio rítmico. Con Last Fair Deal, tras el espectáculo de The Wizards, la noche de Uhagon no hizo más que subir y subir.

Resulta curioso, da la sensación de que en Bizkaia hay bandas suficientes como para tener una escena saneada y prometedora. También hay salas de medio y pequeño formato competentes. Eso es alentador. Por otro lado, da la sensación de que lo que le falta y le faltará a la escena es público que dé calor a los grupos y medios que promocionen su trabajo. El pasado viernes había que elegir, por poner dos ejemplos, entre Horn of the Rhino y Eate en el Kafe Antzokia de Bilbo y The Wizards y Last Fair Deal en Uhagon Elkartea de Markina-Xemein. Ojalá todos los viernes fueran así.


No hay comentarios:

Publicar un comentario