martes, 17 de febrero de 2015

THE WALKING DEAD. Reflexiones sobre el capítulo 5x10. Them. (Spoilers)


5x10. Them. 





Música para la lectura: "Small Things", de Ben Howard.


Segundo capítulo de The Walking Dead tras el parón invernal y segundo capítulo controvertido. No porque ocurran hechos que creen un debate avivado sobre cuestiones polémicas. Más bien todo lo contrario. El debate se centra en que aparentemente no ocurre mucho. O directamente para algunos, no ocurre nada. Es cierto que la serie siempre ha aprovechado su situación de poder para repartir la trama a su antojo creando fases irregulares de escaso interés. Y muchos, tras el parón, no entienden que se pueda recurrir a dos capítulos "lentos que no dicen nada". Claro que esa es la opinión de una parte de los espectadores. Una parte mayoritaria aunque no la única. "Them", el décimo capítulo de la quinta temporada, quizá el último capítulo reflexivo de la temporada antes de la recta final que seguramente desatará la acción o, por lo menos, los hechos que cerrarán la entrega, es un capítulo profundo y dramático que se presta al análisis. Un capítulo en el que los seguidores de la acción y los devoradores de intriga no verán mucho pero en el que existe una profunda carga emocional y sicológica que sigue ahondando en las mismas tesis que se abrieron en el capítulo anterior con la muerte de Tyreese.

El grupo avanza por una carretera hacia Washington. Aunque la capital de EEUU no es más que una excusa para seguir avanzando hacia algún lado porque en realidad los protagonistas de la historia están más perdidos que nunca. En todos los sentidos. Anímica, física, nutritiva y moralmente. No tienen qué comer ni agua que beber. No tienen donde descansar. Ni siquiera tienen fuerzas o ganas para eliminar a los caminantes que van apareciendo por el camino.

La trama pone sobre la mesa un guiño a los más impacientes con la aparición de unas botellas de agua potable acompañadas por una nota en la que se puede leer "de parte de un amigo". Rick, líder venido a menos, quizá con buen criterio, señala que no se puede beber. El grupo acepta. Tormenta de verano y corren a cobijarse en un granero abandonado. Allí Rick suelta un discurso vago, sin rumbo. Que no hace más que ahondar en la situación que están viviendo y en la que por primera vez empiezan a cuestionarse si realmente algo de lo que hacen por sobrevivir tiene sentido. Rick no tiene muchos argumentos para defender la lucha por la supervivencia. Recurre a un recuerdo de su abuelo mediante el que viene a decir que tienen que considerarse muertos, perdidos, sin esperanza, pero sin dejar de luchar. Y todo lo que venga, vendrá como algo positivo.


 ¿Quienes son los caminantes ahora?



Es un discurso extraño que admite cierta desesperanza y que no encuentra ningún punto de apoyo para seguir resistiendo. Algo que en cierto modo acentúa la idea principal del capítulo y que es certeramente ilustrada en el fotograma expuesto sobre estas líneas. El grupo vaga por la carretera entre caminantes, sin fuerza, sin interés, por puro reflejo. Pero Daryl disiente y ante una frase de Rick en la que viene a decir que son como caminantes, contesta negativamente: no somos como ellos. Ellos. Them. Ante lo que Rick dubitativo, no sabe muy bien qué contestar.

Posteriormente asistimos al momento épico y con cierto tufo religioso que suele deparar la serie cada cierto tiempo. Un grupo numeroso de caminantes intenta acceder al granero en el que se resguarda el grupo pero éste, sin más opciones, se parapeta tras la puerta con todos sus miembros y sujeta la puerta para que los zombies no entren. La tormenta se aviva y, al parecer, hace el resto y se carga a todos los walkers.

En la escena final Maggie y Sasha se alejan del granero para ver el amanecer e intercambiar sensaciones tras la pérdida de familiares cercanos en las últimas fechas. Entonces aparece un personaje misterioroso que parece recién salido de las rebajas de Cortefiel. Impecablemente vestido y con cordialidad les pide hablar con Rick. Fin.

Habiendo leído el cómic hasta el número 103 se intuye que el personaje será realmente amistoso y que les conducirá a una nueva comunidad en la que vivir en relativa armonía. La onda optimista parece que volverá a subir. Eso sí, tras ese rebote hacia arriba, la serie debería entrar en su capítulo más oscuro hasta la fecha. Y eso es mucho decir. Para los amantes de la acción equipoAesca, que son legión, decir que el capítulo 5x11 promete novedades pero no fogonazos en metralletas y disparos al vacío dentro de supuestos tiroteos. Para eso parece que habrá que esperar. Un poco más. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario