lunes, 13 de octubre de 2014

Nachtmystium "The World We Left Behind" (2014)

Apuesta simple por el mal.


La apuesta es simple. Revisitar el black metal de mediados de los noventa, aquel que tenía como ministros del maligno a Burzum, Darkthrone y Emperor, sin renunciar a giros de lenguaje propios creados desde la actualidad. Si bien la base es la del black metal de la segunda ola y los elementos propios son matices que se cuelan aquí y allá para renovar el opaco discurso de la llama negra con cierto éxito.

"Intrusion", el tema que abre "The World We Left Behind", es un buen ejemplo. Maldad y oscuridad concentrada en una composición musical dotada con los elementos propios justos para crear un equilibrio entre lo que se esquilma y lo que se crea. Se agradece que la producción sea más común y menos lowfi y, por lo tanto, menos forzadamente casual.

"Fireheart" e "Into the Endless Abyss" continúan caminando por los senderos de la épica menos incandescente. El tema que da título al álbum o "In the Absence of Existence" ahondan en la oscuridad opresiva, los acordes secos y la melancolía cósmica, esto es, en los elementos que conforman ese estado mental que siempre han sido "los nevados bosques del norte". Ese abstracto y gélido lugar que ha servido de inspiración libre a bandas de diferentes épocas y coordenadas geográficas.

Con la maldad clásica del género "The World We Left Behind" avanza hasta la sobresaliente "Epitaph for a Dying Star", una suerte de "The Great Gig in the Sky" black metalero que lleva la propuesta de Nacthmystium a otra dimensión.

"The World We Left Behind" no tiene vocación de piedra angular del género pero es indudablemente un disco necesario y disfrutable que mantiene las constantes vitales de las obras más interesantes de Nachtmystium como "Assasins: Black Meddle, Part 1" y que además revive un sonido que jamás debió perderse.


7

 

ESCUCHALO EN SPOTIFY

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario