lunes, 20 de octubre de 2014

La sección Metal del Villa de Bilbao 2014 tiene sabor vasco.


Tres bandas de Bizkaia y una de Gipuzkoa protagonizaron la fase de conciertos del Villa metálico. 

Ha habido gran variedad de propuestas estilísticas. 

 

La fase de conciertos del Villa de Bilbao 2014 llegó a su fin el pasado viernes con la actuación de Kraussk y The Descent. Diez bandas han pasado por el escenario de Bilborock ofreciendo múltiples propuestas musicales sin que exista un estilo predominante. Una banda de hard rock clásico, una de hard rock oscuro y pesado, una de metalcore, dos de thrash metal, tres de heavy metal clásico, una de death metal melódico y otra de modern metal. Más abierto que nunca.

En cuanto al nivel general, costó que esta fase de conciertos despegase. Fue cuando llegó al ecuador cuando llegaron las mejores actuaciones que subieron el nivel medio del certamen hasta un notable.

El 19 de septiembre Last Days of Eden y Napalm Storm fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida. Los asturianos naufragaron. Los thrashers zaragozanos fueron directos y crudos. Aceptables pero sin destacar.

El 26 de septiembre Eate e Infamia subieron el nivel considerablemente. Eate, heavy metal clásico con algún arrebato progresivo desde Bizkaia, brilló aunque estuvo algo faltó de química. Infamia ofreció el mejor concierto hasta ese momento. Buenas canciones, buenas melodías y buena actitud en directo. No obstante, Infamia se han visto superados por grupos que actuaron más tarde.

El 3 de octubre The Wizards, desde Bizkaia, fue la primera banda en presentar una candidatura seria de cara a la final del 7N. Muy superiores en directo a lo que ofrecen en estudio al menos hasta la fecha. Hard rock oscuro y pesado entre Black Sabbath y la vena metálica de Down y The Sword. Eclipsaron a Evil Killer. Heavy-thrash desde Nafarroa que pareció algo agarrotado.

El 10 de octubre los bizkaitarras HighLights repitieron la gesta de The Wizards y también dejaron una tarjeta de visita competente, elegante y adictiva a base de hard rock de base setentera, sureña y yankee. Algo apagados estuvieron Horror Movie Trailer, también llamados a todo pero que no terminaron de encontrar el camino correcto en Bilborock.

Kraussk y The Descent cerraron las hostilidades el 17 de octubre con el mejor concierto conjunto del concurso. Al igual que The Wizards y HighLights ambas bandas presentaron sus credenciales para ser tenidas en cuenta a la hora de disfrutar de uno de los tres puestos de la final del 7N. Kraussk desde un metal moderno valiente e imaginativo y The Descent desde un death metal melódico algo austero con la melodía.

En el grupo de favoritos a estar en la final estarían, sin orden ni concierto, HighLights, The Wizards, The Descent y Kraussk. Un peldaño por debajo, con un buen concurso, los riojanos Infamia. En un tercer escalón Horror Movie Trailer, Eate y Napalm Storm todavía por encima del aprobado. Con aprobado raspado los navarros de Evil Killer. Y la gran decepción fue Last Days of Eden de quien el boca a boca hablaba bien pero sobre las tablas de La Merced no llegó a convencer.

Dentro de unos 10 días la organización dará a conocer a los tres finalistas. Entonces PRIDE OF THE MONSTER pondrá en marcha una cobertura pormenorizada de las finales del 7N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario