domingo, 28 de septiembre de 2014

Villa de Bilbao Metal: INFAMIA + EATE

INFAMIA + EATE

Viernes 26 de septiembre | Bilborock


Bien hecho/Mal hecho.

Las cosas se pueden hacer bien o mal. Hacerlas bien conlleva un sacrificio. Un empeño. Hacerlas mal puede ser producto de equivocaciones, desidia.... Pero la realidad más perversa es aquella en la que a sabiendas de que las cosas se hacen mal, se continúa hacia delante como si nada. En la segunda jornada del Villa de Bilbao 2014 en su sección Metal actuaron dos bandas que lo hicieron bien. Tanto Infamia como Eate pueden estar satisfechos con sus propuestas. Ver su bolo en las tablas de Bilborock fue sinónimo de tiempo bien amortizado.

A las 20:00 horas salían a escena los riojanos Infamia con una curiosa propuesta: atacar un heavy metal melódico y de estribillos emocionantes desde coordenadas puramente hard rockeras. Ni los riffs ni los punteos parecían heavys. Incluso la imagen de la mitad de la banda parecía dividida entre la NWOBHM y el hard rock sucio y callejero de Los Angeles en los ochenta. Buenos temas, mucho equilibrio entre desarrollos, melodías y estribillos y un cantante de voz elegante que cumplía a la perfección desde el pragmatismo de no arriesgar nada. Una agradable sorpresa la de Infamia que sin complicarse demasiado amasan un discurso musical reseñable y esperanzador. 

Sobre las 20 horas y 45 minutos los vizcainos Eate rompían con la espera de la mayoría del público que llenaba Bilborock. Y Eate también fueron una sorpresa. En lo musical y en lo personal. En lo musical porque resultaron convincentes y eficientes y porque dieron poca lugar a la duda. Quizá en ocasiones cada miembro pivote excesivamente alrededor de una dirección común. Cada elemento es demasiado satélite del núcleo en algunos momentos. Eso le resta empaque, empaste y unidad a un discurso musical que, a tirones, vuela a buena altura. 

En lo personal porque quien firma este texto y firma los textos de acompañamiento de cada banda en la web oficial del certamen no se explica de donde salen las erróneas referencias a Su Ta Gar o Latzen y, en menor medida, a Helloween o Gamma Ray. En Eate no hay ni rastro del heavy metal vasco que se asentase en la década de los 90 y lo puntos de encuentro con el heavy acaramelado y edulcorado alemán son meramente casuales. Eate se mueven por terrenos clásicos pero eminentemente potentes. Destilan la suficiente personalidad para que los referentes puedan ser dejados de lado.

Queda entonar el mea culpa y pedir perdón por un error imperdonable e inexplicable. Inexplicable porque tras una investigación ardua no se han encontrado pruebas del momento en el que se cruzaron notas y sobre Eate se escribió lo que le correspondía a otra formación. Bien hecho/mal hecho. Reconocer un error y apuntalar lo correcto debe ser considerado como algo bien hecho. Escurrir el bulto como algo mal hecho. Lo dicho, mil disculpas.

Tras cuatro de las diez bandas que pasarán por Bilborock la quiniela de finalistas de PRIDE OF THE MONSTER es la siguiente: Infamia, Eate y Napalm Storm, final virtual. 

El viernes 3 de octubre será el turno de Evil Killer (Nafarroa) e The Wizards (Bizkaia) en Bilborock.

No hay comentarios:

Publicar un comentario